¿Cómo dirigir un Parlamento durante una pandemia? Preguntas y respuestas 🔊

Un miembro del Parlamento Europeo usa una mascarilla en una pequeña sesión en Bruselas, Bélgica el pasado26 de Marzo del 2020. Debido a la pandemia del Coronavirus las sesiones se reducen a una y principalmente por video conferencias.
Sesión extraordinaria del Parlamento Europeo en su sede de Bruselas. Fotografía Aris Oikonomou. AFP

Unión Inter Parlamentaria. Traducción:  Xavier Rodríguez Franco.

Los parlamentos están actualmente sujetos a las mismas medidas de salud pública y distanciamiento social que las escuelas, lugares de culto o empresas. Aún en tiempos de crisis, el papel del parlamento es más vital que nunca para aprobar leyes de emergencia, asignar recursos y examinar la actuación del gobierno. En consecuencia ¿cómo pueden seguir funcionando los parlamentos en tiempos de pandemia? Esta presentación de preguntas y respuestas examina algunos de los enfoques adoptados por los parlamentos miembros de la Unión Inter Parlamentaria (UIP, IPU en sus siglas en inglés) en todo el mundo.

La información que se muestra a continuación ha sido recopilada por el Centro de Innovación Parlamentaria de la UIP basándose en investigaciones y datos proporcionados directamente por los parlamentos miembros de la UIP. Nuestro objetivo es ayudar a los parlamentos a seguir funcionando de la manera más efectiva posible durante la pandemia. La UIP no promociona ni respalda a ninguna marca o proveedor ni podemos garantizar la idoneidad de los productos citados para requisitos específicos. (…)

¿Cómo se siguen reuniendo los parlamentos?

Hemos observado tres prácticas diferentes en todo el mundo:

  1. El Parlamento continúa reuniéndose físicamente, pero con restricciones. Estas restricciones pueden incluir: menos sesiones presenciales en plenarias, comisiones o comités; menos concurrencia de parlamentarios y personal administrativo en el edificio, permitiendo a algunos trabajar remotamente; cambios en el lugar de las reuniones parlamentarias, por ejemplo, utilizando un edificio más grande que permita un distanciamiento social más efectivo.
  2. El Parlamento continúa reuniéndose utilizando métodos de trabajo remotos. La infraestructura técnica para reuniones remotas está disponible a través de diferentes proveedores comerciales. Muchos parlamentos están explorando más opciones para herramientas de trabajo remotas. Esto plantea una serie de problemas, incluyendo la base legal para el trabajo remoto, seguridad y autenticación. Otro factor es la capacidad del personal parlamentario para poner en práctica nuevas soluciones mientras están sujetos a medidas de distanciamiento social.
  3. El parlamento no se reúne. Este puede ser el caso, por ejemplo, cuando el parlamento está en receso, por lo que normalmente no se reuniría. Algunos parlamentos, como el del Reino Unido, han tomado un receso temprano, luego de votar a través de una serie de medidas de emergencia. Otros, como el de Nueva Zelanda, han cambiado sus procedimientos operativos para que se cree un comité especial, en lugar de toda la cámara. La falta de voluntad política o capacidad técnica también puede evitar que un parlamento se presente.

“Algunos parlamentos están modificando leyes y procedimientos para permitir el trabajo remoto. Por ejemplo, España y Brasil han modificado sus respectivos procedimientos para permitir que las cámaras sesionen virtualmente”

Senado alemán, Bundesrat. Foto cortesía: Deckbar/Bräuer. @bundesrat

¿Qué pasa con los asuntos legales y procesales?

Algunos parlamentos están modificando leyes y procedimientos para permitir el trabajo remoto. Por ejemplo, España y Brasil han modificado sus respectivos procedimientos para permitir que las cámaras sesionen virtualmente. Otros parlamentos están flexibilizando sus reglas para permitir sesiones de comités virtuales, como por ejemplo Estonia, Israel y el Reino Unido.

Algunos parlamentos también están adaptando las reglas del quórum para votar de forma remota o evaluando cómo pueden re-interpretar las reglas. Por ejemplo, la Constitución de Australia exige que los parlamentarios estén “presentes”, lo que se ha interpretado como “en persona”. Los Parlamentos de Estonia, Finlandia y Noruega tienen reglas similares que pudieran necesitar ser revisadas.

¿Cuáles son los desafíos técnicos que vienen con el trabajo remoto?

El trabajo remoto en los parlamentos puede traer desafíos para los departamentos de tecnologías de la información, que son responsables no solo de mantener los sistemas operativos sino también de implementar la tecnología adicional para enfrentar las nuevas circunstancias. Los proveedores también se adaptan debido a la creciente demanda. Aunque muchas tecnologías de la información en el parlamento pueden ser compatibles de forma remota, la mayoría de las veces, esto están diseñadas para ser la excepción y no la norma. Los parlamentos que ya utilizan herramientas basadas en la nube para la producción y gestión de documentos parten en ventaja.

¿Cuáles son algunas soluciones técnicas que los parlamentos pueden usar para trabajar a distancia?

Las herramientas listadas a continuación pueden ayudar a los parlamentos a trabajar de manera más efectiva.

Las redes privadas virtuales conocidas también como VPN) pueden conectar a los parlamentarios y al personal de forma remota a las redes internas existentes del parlamento que se alojan en la propia infraestructura del parlamento.

Las opciones basadas en la nube pueden incluir soluciones como Microsoft Office 365 , que incluye todos los productos familiares de Microsoft Office, así como herramientas como SharePoint (para el acceso y la gestión colaborativa de documentos) y los equipos de Microsoft para colaboración y videoconferencia.

El Parlamento del Reino Unido, el Senado de los Países Bajos, el Parlamento danés Folkinget y el noruego Stortinget, por mencionar algunos, utilizan Office 365, el cual ha facilitado el trabajo remoto.

Google Cloud / G-Suite incluye herramientas como Google Drive y Hangouts. Es el caso del Parlamento de Bután que utiliza G-Suite.

“Cualquier herramienta debe ofrecer estabilidad, ser capaz de alojar a un gran número de participantes simultáneamente y funcionalidad para que un moderador les controle”

¿Qué pasa con las herramientas para apoyar las reuniones o sesiones parlamentarias virtuales?

Las herramientas de videoconferencia en línea como Zoom , Microsoft Teams (que funciona con Skype), Cisco Web Meetings y Google Hangouts son opciones populares.

Cualquier herramienta debe ofrecer estabilidad, ser capaz de alojar a un gran número de participantes simultáneamente y proporcionar funcionalidad para que un moderador les controle. Por ejemplo, el Senado brasileño recientemente celebró una sesión plenaria virtual utilizando Zoom con más de 500 miembros conectados.

Otro ejemplo es Jitsi una herramienta gratuita de videoconferencia de código abierto para grupos más pequeños que puede ejecutarse desde la nube o desplegarse en el propio servidor del parlamento.

Los parlamentos que ya transmiten (o transmiten por Internet) sus sesiones plenarias o de comisiones deben asegurarse que cualquier herramienta de videoconferencia pueda integrarse con sus sistemas existentes.

Las herramientas de videoconferencia mencionadas anteriormente vienen en versiones locales y basadas en la nube. Lo primero requiere la infraestructura local necesaria y, por lo tanto, lleva más tiempo implementarlo, pero puede satisfacer algunas preocupación de seguridad. Lo segundo consiste en que pueden desplegarse instantáneamente sin una inversión de infraestructura significativa para un parlamento.

“El Senado brasileño recientemente celebró una sesión plenaria virtual utilizando Zoom con más de 500 miembros conectados”

¿Cuáles son las preocupaciones de seguridad?

La seguridad es obviamente una consideración crítica para cualquier aplicación elegida para apoyar el trabajo del parlamento.

El desarrollo de herramientas internas de producción propia es una forma de mitigar los riesgos de seguridad; Sin embargo, estos toman tiempo para implementarse.

Si se utilizan opciones en la nube, los parlamentos deben comprender hacia dónde va el tráfico y dónde se almacenan los datos; Si está fuera de una nube parlamentaria o gubernamental o fuera de su jurisdicción, ¿se han considerado y mitigado todas las implicaciones legales y de seguridad que esto tiene?

¿Qué pasa con la seguridad en torno a la votación remota?

Existen importantes problemas de seguridad en torno a la votación. Por ejemplo:

  • Cómo garantizar que los votos de los parlamentarios se emitan legítimamente: en Brasil, los parlamentarios deben tener un dispositivo registrado con una aplicación interna utilizada para votar.
  • Cómo garantizar que todos los miembros puedan votar: España tiene una herramienta de votación remota que proporciona una función de votación asincrónica.
  • Cómo garantizar que los parlamentarios tengan conectividad suficiente: el uso del correo electrónico por parte del Parlamento Europeo es una plataforma de poco ancho de banda, simple y confiable.

¿Qué pasa con los requisitos de ancho de banda?

Para que las plataformas en línea funcionen, necesita una conexión a Internet rápida y confiable. Este será un problema en algunos parlamentos y para algunos parlamentarios, que pueden carecer de acceso a Internet o de las habilidades técnicas necesarias.

Un problema secundario es la carga en la infraestructura nacional y los servidores para aplicaciones basadas en la nube. Estamos viendo que la demanda de herramientas de mensajería y videoconferencia es muy alta, por lo que se deben buscar algunas garantías con respecto al tiempo de actividad y la confiabilidad, antes de comprometerse con una herramienta válida.

Las velocidades de banda ancha a menudo se informan en términos de descarga. Esto se debe a que la mayoría de las redes son asíncronas y ofrecen velocidades de carga considerablemente más bajas. Si bien esto normalmente no es un problema importante, puede ser una consideración a tener en cuenta para videoconferencias.

Los parlamentos también deben considerar cuestiones de acceso y confiabilidad de las conexiones de los miembros al implementar soluciones remotas. Cuando esto no se pueda garantizar, puede ser aconsejable utilizar métodos asincrónicos para compartir documentos y votar.

¿Qué herramientas pueden usar los parlamentos multilingües para la interpretación?

La herramienta de videoconferencia Zoom permite una fuente de interpretación, al igual que Cisco Web Meeting.

También hay algunas plataformas y proveedores en línea especializados para la interpretación remota multilingüe, como Interprefy, Interactio y Kudo.

Es posible que los parlamentos también deseen considerar proporcionar una interpretación en lenguaje de señas durante los debates.

Puntuación: 5 de 5.

Escucha a continuación este artículo y otros de interés en nuestro Podcast:

Cubrir la fuente parlamentaria en dictadura. Entrevista a Ingrid Bravo Parlamundi Venezuela

Para esta entrevista contamos con la compañía Ingrid Bravo Balabú periodista venezolana que por más de una década, desde el año 2003 pudo hacer seguimiento a la dinámica parlamentaria venezolana por más de una década hasta el año 2015. Definida así misma como reportera de calle y no de oficina de redacción, nos trae sus vivencias profesionales durante las primeras tres legislaturas de la Asamblea Nacional, así como sus perspectivas de mejora para una fuente de información medular para el futuro político de la nación. Lee la nota completa aquí. — This episode is sponsored by · Anchor: The easiest way to make a podcast. https://anchor.fm/app
  1. Cubrir la fuente parlamentaria en dictadura. Entrevista a Ingrid Bravo
  2. Cubrir la fuente parlamentaria en dictadura. Entrevista a Mardolei Prin
  3. Cubrir la fuente parlamentaria en dictadura. Entrevista a Dayimar Ayala
  4. El primer Poder Público de Costa Rica, su parlamento
  5. Cubrir la fuente parlamentaria en dictadura. Entrevista a Vanessa García

2 comentarios

Los comentarios están cerrados.